sábado, 18 de febrero de 2017

Lucy y Andy Neandertal: Una reseña

Jeffrey Brown es un autor de cómic muy premiado, sobre todo por sus novelas gráficas, y ha alcanzado cierta relevancia recientemente por ser el autor de una serie de cómics/libros ilustrados de Star Wars, para niños y niñas de todas las edades. Pues bien, este autor ha publicado recientemente un cómic sobre neandertales, que se ha traducido en España como Lucy y Andy Neandertal. Como era de esperar, ese volumen llegó rápidamente a mis manos (¡gracias Laura!), y por fin he sacado tiempo para una pequeña reseña.


En líneas generales debo decir que el cómic me ha sorprendido gratamente, y que está muy bien construido desde la narrativa y el diseño y caracterización de los personajes. Toda la historia se basa en generar situaciones en las que los distintos protagonistas interaccionan, a veces de maneras inesperadas y sorprendentes, para mantener al lector encandilado. El resultado es un cómic fresco y original, que permite identificarse con unos personajes muy entrañables.

Pero como este blog no trata realmente de cómics, para el resto de la reseña me centraré en la presentación y representación que hace Jeffrey Brown de las sociedades neandertales y su cultura. En ese sentido, hay algunas cosas que me han gustado mucho, y que están muy bien "paridas"... pero otras me parece que no están nada bien.

Lo bueno

Una cosa que me ha gustado mucho es que el cómic presenta a personajes de todas las edades y de ambos sexos interaccionando en distintas situaciones, casi todas cotidianas y con bastante variedad.


Si, hay escenas de caza típicas, con "casi todo hombres".... pero otras muchas (pintar, tallar la piedra...) tienen presencia de hombres y mujeres adultas, adolescentes, niños y niñas, etc. que dan un contrapeso a la historia y la hacen sorprendente y poco habitual.

También me agrada la habilidad del autor para presentar situaciones en las que nos hace pensar que se va hacia un conflicto violento (por ejemplo, entre dos grupos humanos que se encuentran), y luego nos muestra que esa no tiene porqué ser, en absoluto, la única opción.

Y para terminar este breve repaso a lo positivo del cómic, comentaré otra cosa que me ha gustado:


Al principio y al final de los capítulos se introducen algunas viñetas o páginas con dos personajes actuales, dos arqueólogos y/o antropólogos, un chico y una chica, que explican varias cosas desde el punto de vista de la ciencia y del conocimiento que tenemos de las sociedades neandertales. Y en general, esas explicaciones están bastante bien.

Lo que no me ha gustado

Una de las cosas que menos me gusta del cómic es cómo reproduce todos los estereotipos de la familia nuclear moderna (papa, mama, hijo, hija) y de los roles típicos de ambos sexos. Ejemplos de esto serían las ocupaciones de hombres y mujeres, y que en ningún momento se ve a un hombre adulto cuidar a un niño pequeño.

No digo que el autor no deba basarse en un contexto que nos es conocido para crear un cómic divertido con el que nos identifiquemos... está claro que eso es legítimo y está bien.

Pero es que me parece que llega a pasarse un poco: presenta de forma a-crítica los roles y estereotipos sobre sexos actuales, y la fórmula típica de familia nuclear occidental moderna... como existentes entre los neandertales... Y así acaba pareciendo que es "lo natural". E insisto, no digo que no se pueda trabajar con eso, pero podría haberlo usado de otra forma y contraponerlo a situaciones distintas, que sorprendieran e informaran al lector de que esa opción de organización social no es "natural", no es la única posible.

En otro orden de cosas, algo que tampoco me gusta es que se distinga entre "humanos" y "neandertales". Para mí no tiene ningún sentido.

Primero, desde la taxonomía y la nomenclatura: Se llama Homo neanderthalensis u Homo sapiens neanderthalensis. Es decir, del género Homo, que no es sólo homínido u hominino. Es humano. Ya sabéis, "Hombre de Neandertal".

Y segundo, si se trata de remarcar que eran "otra especie"... tampoco estoy de acuerdo. Solamente tiene sentido decir que eran otra especie desde el punto de vista de las "especies fósiles". Algo puramente clasificatorio.

Desde la biología de la reproducción, hoy sabemos a ciencia cierta que las poblaciones neandertales eran amplia y completamente inter-fértiles con las poblaciones de humanos anatómicamente modernos u Homo sapiens (o sapiens sapiens en otras nomenclaturas). En fin, que es un poco triste que haga más de un lustro que empezamos a conocer el genoma neandertal, pero todavía no estemos rompiendo esos mitos.

Balance

A pesar de estos puntos que me han gustado menos, creo que es un gran cómic escrito e ilustrado con inteligencia y sensibilidad y, desde luego, lo recomiendo como cómic y cómo libro sobre los neandertales, en especial para niños y niñas.

¡Eso sí, leed siempre todo (este post incluído) con ojos críticos! ¡No os creáis todo lo que os cuenten!

Referencia

Jeffrey Brown (2017): Lucy y Andy Neandertal. El Paseo Editorial. 224 pp.[edición española].


ADENDA

Tras enviar la reseña al autor, Jeffrey Brown, este ha tenido la amabilidad de responder a la misma, con un mensaje que destila sensatez y buen hacer, y que con su permiso, traduzco y transcribo a continuación:

"Hey Millán, 

¡Muchas gracias por escribir y por la reseña de mi libro! Me hace muy feliz de que te haya gustado en su mayor parte.  Debo admitir que una de las cosas que más me preocupaba de este libro era la ciencia, pero espero que sea evidente que he puesto mucho cuidado y atención en ese tema. ¡Definitivamente es el libro más difícil que he escrito!

He tratado de mostrar en todo momento que, al final, los neandertales y los humanos eran similares – se puede ver que en ambos casos se les identifica como "gente". Sin embargo, el debate científico sobre la taxonomía y las diferencias morfológicas es un poco difícil de presentar a los niños. El tercer libro de la serie, en el que estoy trabajando actualmente, trata de la evolución y la extinción, y espero poder presentarlo a los niños de una manera que sea precisa, pero aún así clara para ellos.

En cuanto a los aspectos sociales, ese era otro asunto complicado con el que mi editor y yo continuamente hemos batallado. Por un lado, la idea conductora del libro es que es una historia de ficción basada en la ciencia, y no la ciencia presentada a través de una historia de ficción. Mi preocupación inicial fue hacer una historia que funcionara contra muchos de los estereotipos que se han visto en franquicias como los Picapiedra. Por tanto, era más importante para mí  tener el libro organizado de un modo que ofreciera a los lectores jóvenes un punto de entrada accesible a ese mundo - de modo que pudieran verse reflejados en estos personajes. Estoy de acuerdo en que perdí la oportunidad de mostrar a los hombres cuidar de los niños, a pesar de que lo menciono brevemente en la división probable del trabajo. En parte, eso se debe a que tuve que hacer malabarismos con tanta ciencia y cómo encajarla en la narración; y en parte porque la historia simplemente no tenía un lugar para ello. Creo que hay un lugar en el tercer libro, ¡así que tal vez sea capaz de arreglar eso al menos en parte!

Por supuesto, otra cosa que traté de mostrar a los niños es la idea de que nuestra ciencia cambia, y lo que sabemos o pensamos puede desarrollarse con nuevos descubrimientos. En todo caso, creo que lo más importante que este libro puede lograr no es exponer ninguna ciencia concluyente para los niños, sino simplemente interesarlos en la ciencia en general... 

Mi sueño es que pueda haber un joven lector al que encante este libro, y eso sea su inspiración para convertirse en un paleontólogo… ¡y termine haciendo algunas investigaciones que muestren lo equivocado que mi libro puede estar!"


¡Muchísimas gracias Jeffrey por tomarte la molestia de explicar tan amablemente todos estos puntos! 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me llama la atención esta reseña, y sin ser especialista, me animo a comentarles porque he leído el cómic, me ha gustado muchísimo y creo que hay demasiado rigor en la reseña, porque tenemos que situarnos donde se sitúa el propio Brown, en presentar a los neandertales con una visión actualizada y fuera de tópicos manidos, y poco más... Y lógicamente es un cómic, dirigido a niños, y las licencias son obvias, es más, el autor añade un simpático apéndice donde pone en evidencia y aclara sus propias licencias narrativas... Para mi ha sido una experiencia maravillosa y muy instructiva el leerlo con mis hijos... Además del buen rato y las risas...

Millan Mozota dijo...

Gracias por comentar. Precisamente he mantenido un interesante y enriquecedor intercambio por correo-e con el autor, tras enviarle la reseña... en el que él reconoce sus limitaciones y las explica y justifica hasta donde es razonable. En todo caso es un cómic muy recomendable, y desde luego como dije en la reseña, yo animo a comprarlo, sobre todo para niños... pero eso no significa que no tengamos que tener siempre un ojo crítico e inculcárselo a los más pequeños ;)
PD. Voy a consultar a Jeffrey Brown si me permite publicar sus respuestas, creo que serían muy enriquecedoras para el post.